sábado, 8 de abril de 2017

Tristeza y felicidad

Sin un poco de tristeza de vez en cuando es imposible entender la felicidad.
Las personas que nunca están tristes jamás serán felices.

La tristeza
http://jordirueda.blogspot.com.es/2015/04/la-tristeza.html

viernes, 7 de abril de 2017

¿Qué es la mentira?

¿La mentira es un error o es un intento de corregir una realidad que no gusta?
--Sí fuera así, sería una creación.
--No. Es un error. Aunque seduzca.

miércoles, 5 de abril de 2017

Odiecito

A veces, aunque no apetezca, conviene hace un esfuerzo para odiar a personas que que se hacen acreedores de ello con sus modales o actitudes o hechos.
No hay que defraudar en todo a los pobrecitos malvados. Aportan contraste.

martes, 4 de abril de 2017

Mamíferos felices

Junto a la fuente de los colibríes
caricias de viento
caricias de agua
manos que acarician..

Los colibríes se bañan y juegan
tus vellos se alzan
mis vellos se enhiestan.

Tu espalda, mis dedos
tu pecho que roza mi pecho
pezón con pezón.

Tu boca
tu boca acaricia mi boca.
Tus ojos
tus lágrimas miman mis pómulos.
Agua sigilosa. Concordia.

Caricias junto a la fuente de los colibríes.
Mamíferos felices.

lunes, 3 de abril de 2017

Al aire

Se irisan los cielos.
Los colores nos acarician.
La brisa nos invita a estar con ella,
nos cobija.
Sigamos fuera, al aire,
al aire amable de la inquieta primavera.

sábado, 1 de abril de 2017

Prefiero la noche

La noche no espera, avanza.

El vacío consume mis entrañas sin dolor.

Es inútil la ausencia que no sientes.

No hay nada dentro de mí

La noche no espera.

Quieto estoy. Sé que nada puede acontecerme.

La noche avanza, pero yo, inmóvil,

debería imaginar, pintar colores,

delirar, manchar lo oscuro,

amasar los volúmenes de las sombras.

Retratar mi inexistencia, dibujarla,

vislumbrarla en las paredes caídas del dolor,

recuperar el dolor

como si nada hubiera desaparecido.

 

La noche no espera, avanza,

y uno no sabe si volverá a ver algo más que sombras…

La luz tampoco espera, dicen,

pero yo ahora prefiero la noche. No quiero ver nada.

Escarcha

Amanece. Escarcha.
En sus escamas de hielo brilla un resto de luna.


Mis sueños, antes, danzaban en el aire oscuro. 

La noche agradece siempre los juegos invisibles de la imaginación.

Pero ahora... luz.