viernes, 18 de agosto de 2017

El perro triste

Hay un perro triste en el vecindario,
Un perro que gime.
Tal vez le asusta la soledad en la noche.
Tal vez tiene hambre.
Otros perros, a lo lejos,
le contestan con ladridos desganados.
No sienten su pena.
.
El perro del vecindario vuelve a gemir.
No es capaz de ladrar bajo las nubes sombrías.
Está muy solo

La soledad del perro me conmueve.
La mía empieza a dolerme.
Hay noches en que uno no quiere estar solo,
no quiere ser un perro triste
como ese que gime y gime
porque la única cosa que le importa en el mundo:
su dueño, no está.

Ahora podría acariciar la cabeza de ese perro triste
para aliviar su desazón, para que no gimiera,
para hacerle entender que no está solo en el mundo.
Así, yo también dejaría de sentir esa inesperada soledad,
la soledad del perro.

miércoles, 16 de agosto de 2017

De la mort i l'amor

Caps borrosos d'animals desconeguts despunten per l'horitzó.
Sóc jo qui els mira o són ells els que estiren el coll per a veure'm?
Ve l'hivern cap a mi o sóc jo qui avança cap a ell?
¿Camina la vida, la meva vida, cap a la mort
o és la mort qui busca una presa en mi?
Moriré de fred o d'asfíxia?
Moriré?
I si moro, un cop mort m'estimarà algú encara?

Els morts no estimen.
I els moribunds ja no esperen amor.
Potser senten que no ha d'esperar res
el que res pot donar.

Ningú pot estimar a qui no estima a ningú.


Però jo que he estimat tant
i he deixat tants rastres d'amor a tants camins
potser he fet mèrits per ser estimat després de mort.
No dic recordat, només estimat.


Si sents que t'he estimat,
estima'm.


Qui estima a qui ha estimat,
s'estima ell.

I d'aquest amor neix nova vida.

domingo, 13 de agosto de 2017

Paraules de foc

A on van els transeünts? Què esperen trobar?
Per què són tants els que corren?
En les seves cares n'hi ha incertesa i esperança
a parts iguals.
Tots, potser, busquen el mateix sense saber-ho:
paraules enceses.

Molts, els que tenen mandra de caminar,
s'apinyen a les parades d'autobús.
Prenen línies diferents, però totes van al mateix lloc:
l'aiguamoll a on en la nit s'exhibeixen insectes luminescents
cridant a l'amor.

Els que no s'adormin
veuran aviat a les alades cuques de llum rebels
pujant cap al cel,
centellejant en el seu assalt a l'horitzó fosc.

Uns altres, amb els ulls tancats,
escoltaran, escoltaran,
escoltaran per si sonen paraules,
paraules enceses, paraules de foc.

D'altres, ben adormits, patiran un mal son.
Aquests hauran d'esperar una altra nit
per veure les alades cuques de llum rebels,
les que porten paraules de foc,
paraules que semblen paraules enceses d’amor.

jueves, 10 de agosto de 2017

La piedra

 

Ninguna forma es duradera.
Incluso la piedra de lava del volcán
cambia con el tiempo.

Fue lanzada por el fuego al río.
Y el río la llevó a la playa
donde el mar la mece.

 Los elementos juegan con la piedra.
Y la piedra, agradecida,
se afina, se redondea.

Fue polvo y el fuego impetuoso
la hizo piedra.
Piedra que aliada con el tiempo
volverá a ser polvo,
polvo de viento, polvo de mar,
polvo de fuego.

Con ese polvo, nosotros,
que también somos agua,
viento y fuego,
amasaremos otra piedra.



sábado, 5 de agosto de 2017

Para hacer de enemigo, no cuenten conmigo

Hay personas que sin enemigos no serían nada.
Por eso, cuando les han vencido o han sido vencidos por ellos, necesitan crearse otros nuevos.
Sus amigos solo son aparentes. Los que necesitan enemigos para sentir que son algo en la vida, no tienen amigos verdaderos. Tienen cómplices para su búsqueda de contrarios y subsiguientes enfrentamientos.
A mi me divierte no hacerles caso. Nada les duele más.
Ignorarles es un bonito juego social que les recuerda que no son nada, nadie.
Ustedes necesitan enemigos, pero no cuenten conmigo. Tengo demasiados amigos por hacer, otros a los que atender y algo de fraternidad para gastar.

jueves, 3 de agosto de 2017

El pasado forma parte de la vida por vivir

El pasado forma parte de la vida por vivir.
Incluso los olvidos, que también me han hecho como soy, contribuyen a mi futuro.

martes, 1 de agosto de 2017

La luna siempre es discreta

Una fina lluvia nos ha acompañado hoy. 
Hemos paseado largamente los dos juntos, 
sin paraguas,
sintiendo en nuestras caras
las dulces caricias del orvallo.
Nadie ha visto nuestros besos en el gris.

Aunque esta noche, si despeja,
saldremos a que nos vea la luna.
Ella es discreta, como nosotros.