viernes, 17 de marzo de 2017

Tus facciones

Era hermosa tu cara y ajenos tus ojos
Tu pensamiento estaba atrapado en un problema
que no sabías cómo resolver
y te echaste a cavilar sobre otras cosas,
cosas extrañas al problema y a ti misma.

Tus facciones sin mirada, pese a todo,
seguían siendo hermosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario