martes, 13 de diciembre de 2016

Tu figura leve y silenciosa

Cuando el aire recorta
tu figura leve y silenciosa
y todo el candor de tu hermosura
se difunde en la tarde casi oscura,
no te alejas:

es como si al marcharte
por la puerta de la noche
dejaras entreabiertas
mis ansias de mirarte.

Y volverás mañana
y casi esperaremos, abrazados,
ese instante suave en que te vas
por lo concisa y clara como queda,
recortada en el gris de cada tarde,
tu figura tan leve y silenciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada